Suscríbete al blog

SUSCRÍBETE AL BLOG
dentalia

5 problemas de los dientes de leche

julio 30, 2019 - Dentista para niños dentalia

5-problemas-de-los-dientes-de-leche-que-odian-los-dentistas-para-niños.png

Uno de los problemas más comunes considerados por los dentistas para niños es el descuido de los dientes de leche.  

Según datos de la OMS informan que, entre el 60% y el 90% de los niños a nivel mundial tienen caries, esto consecuencia de una mala salud bucal a temprana edad.

  ¿Por qué y cuándo se caen los dientes de leche?

Alrededor de los 3 años casi todos los niños cuentan ya con sus primeros 20 dientes de leche completando así la primera dentición.

Pero es a los 5 o 6 años cuando comienzan a caerse los dientes de leche y hasta los 12 años terminan de caerse en su totalidad, que es cuando aproximadamente ya no debería de quedar ningún diente de leche en la boca de los pequeños.

La mayoría de los niños pierden los incisivos centrales a los 5 años y medio, posterior los incisivos laterales a los 6 años y medio, los caninos y molares a los 9 años y medio, cayendo por último los segundos molares a los 10 años y medio.

Los dientes de leche se caen a consecuencia del empuje del diente permanente, el cual presiona hasta provocar su desprendimiento. Los nuevos dientes definitivos son más grandes, menos blancos y más afilados.

La mayoría de los padres creen que no es importante mantener sanos los dientes de leche porque piensan que estos “se caerán y vendrán nuevos”, sin embargo, ¿sabías que la presencia de caries en los dientes temporales durante la infancia aumenta la probabilidad de desarrollar caries en la edad adulta?

Es por eso que a continuación, nuestros dentistas para niños en dentalia, te presentan los peligros de no cuidar los dientes de leche de tus hijos:

 

Los dientes permanentes crecerán desalineados

 

Una de las funciones principales de los dientes de leche es “guardar espacio”, es decir, abren paso en la mandíbula para que más adelante los dientes permanentes tengan el lugar perfecto para erupcionar, evitando así una temprana desalineación.

Los cambios bucales se presentan desde los 6 meses de edad y hasta los 12 años, es por ello que la pérdida prematura de un diente puede provocar el cierre del espacio, por eso hay que cuidar del proceso de desarrollo y así evitar problemas dentales más adelante.

 

Mayor probabilidad de tener caries

 

Algunos niños son más vulnerables a las caries que otros, esto debido a que en sus dientes predominan fisuras pronunciadas, propensión genética o debilidad del esmalte, por lo tanto, el cuidado dental es muy importante desde que son pequeños.

Para evitar la caries los dentistas para niños recomiendan el uso de flúor, empleo de selladores en las fisuras y la regulación de comer golosinas, bebidas azucaradas o alimentos a base de azúcar. 

No prestar atención a la salud bucal cuando son bebés

El uso del biberón debe de abandonarse progresivamente, limitándose de los 12 a los 18 meses. A partir de esa edad se debe intentar que los niños beban los líquidos en una taza debido a que la persistencia de seguir con el biberón puede provocar malformaciones dentales.

Los dentistas para niños recomiendan evitar la succión del dedo ya que a largo plazo ocasiona que los dientes se inclinen hacia posiciones inadecuadas. Si tu hijo tiene más de 3 años y aún se chupa el dedo, consulta al odontopediatra para que te asesore.

 

Una mala alimentación también daña los dientes

 

La especialista en odontología Serpil Djmal del King´s College Hospital de Londres, afirma que la dieta es el factor clave en la prevención de caries, destacando que algunos alimentos tienen azúcar en grandes cantidades como los cereales o los jugos de fruta, provocando erosión en el esmalte de los dientes.

Una dieta sana permite que las raíces de los dientes de leche reabsorban vitaminas y minerales, ayudando al proceso de mineralización de los dientes permanentes, así como al correcto desarrollo de las estructuras maxilofaciales.  

 

 Desarrollar problemas de dicción 

 

Los primeros dientes son importantes cuando los niños aprenden a hablar, ya que facilitan una pronunciación correcta de cada sonido además de una adecuada coordinación entre la lengua y los labios.

La falta de dientes de leche puede generar problemas bucales que no permitan pronunciar adecuadamente ¿Has intentado pronunciar las letras s, f, t o c sin usar los dientes?

Te recomendamos realizar estos pasos para el cuidado de los dientes: 

  • Cepillar los dientes tres veces al día
  • No abusar de los alimentos azucarados
  • Usar pasta dental sin flúor
  • Mantener una dieta sana
  • Visitar periódicamente al dentista

Ahora que conoces porqué debes de cuidar los dientes de leche de tu hijo es importante que visites a un dentista para niños. Acude con los mejores dentistas para niños, visita dentalia o recibe una asesoría telefónica gratis.

Asesoría telefónica niños - dentalia